El Autor

Nací en el 84: He vivido internet en módem de 56k. Utilicé WinMX y con él tuve esperas de 40+ minutos para descargar un mp3. Utilicé Messenger, IRC y lo chats de Terra. Sufrí desconexiones de internet jugando online porque llamaban al fijo de casa, perdiendo la partida.

Para quedar con los amigos usábamos el único teléfono de la casa, o gritábamos su nombre en la calle para que saliera. He usado cabinas, he comprado sellos y utilizado buzones. Y sí, yo también usaba el truco de llenar toda la pantalla menos la línea superior o inferior para la vuelta en el juego Snake del mítico Nokia 3210.

Warcraft III – Cuantas partidas, que tenía ya ganadas; perdí por desconexiones… ríete tú del «lag»

He rebobinado cintas con un bic, he regrabado VHS’s protegidas usando un trozo de cartón o celo. He inmortalizado viajes y excursiones con solo 36 fotografías. Fui fiel seguidor de la revista «Superjuegos» y miembro del «Club Nintendo». He soplado cartuchos de la Nes para que funcionarán. He pagado 5 duros por jugar a recreativas como Street Fighter II o Cadillac and Dinosaurs. He coleccionado álbumes de Panini y he intercambiado cromos repes en el recreo.

Lo digo con orgullo, soy de los 80!! Y durante todo este tiempo ha existido una constante en mi vida: cacharrear, las consolas y los videojuegos. Me apasionan desde que cogiera aquella espada por primera vez en Prince Of Persia, o desde que rompiera mi primer ladrillo en Super Mario Bros 3.

Super Mario Bros 3: Un clásico donde los haya

Mi pasión me llevó a estudiar una ingeniería relacionada con la informática y las telecomunicaciones, y con 34 años sigo tan enamorado de este mundillo como el primer día. Por eso empecé este blog, para tener un espacio donde compartir mis experiencias y opiniones sobre este hobby que tantas alegrías me ha dado. Espero que disfrutes tu estancia por este rincón tanto como yo escribiendo en él.

El nick Iorveth se debe a uno de mis personajes favoritos de las novelas de Andrzej Sapkowski sobre el brujo Geralt de Rivia

¿Te gusta lo que lees? Comenta, puntúa y comparte la entrada!

Comentar